St. James: el tempo de los arroces

No es de extrañar que el restaurante St. James sea uno de los más prestigiosos de Madrid en cuanto a arroces se refiere: desde hace más de 50 años se ha caracterizado por elaborar los mejores arroces de la capital.


El matrimonio formado por José Luis Armengol e Isabel García adquirieron el primer local, ubicado en la Calle Juan Bravo, que anteriormente había sido un pub inglés y, desde entonces, el éxito de sus arroces no ha hecho más que crecer.


Hoy en día, St. James cuenta con cuatro locales más, ubicados en calle Rosario Pino, Casa Quemada, Pombo y Ortega y Gasset, en donde disfrutar de su excelente cocina mediterránea y, por supuesto, de sus arroces.

En esta ocasión os voy a hablar de St. James Pombo, el último espacio abierto en la zona del encinar, aunque su calidad es extrapolable a cualquiera de sus restaurantes.


El local es, en una palabra, impresionante: diseñado por el reconocido estudio A-Cero, cuenta con diferentes espacios, todos ellos luminosos, modernos y con un ambiente único.

Los protagonistas de la carta son, sin duda, los arroces: más de 30 variedades en donde elegir entre arroces secos, melosos o caldosos. Todos ellos aptos para celíacos.
Además, la carta se completa con excelentes platos de la cocina mediterránea: carne, mariscos, y excelentes pescados.

Nuestra experiencia comenzó con un pequeño aperitivo: canapés y croquetas: ¡buenísimas!



Seguimos con el ya famoso pulpo crujiente con parmentier de patata: una original forma de preparar el pulpo que sorprendió a toda la mesa.


Estando en temporada, las alcachofas no podían faltar. ¡Increíbles! con una salsa de mango que le daba un toque riquísimo.

Y ya para finalizar los entrantes, los chipirones encebollados: producto y calidad en esencia.


Llegó el turno de los arroces y, para poder probar dos sabores totalmente diferentes pero tradicionales, probamos el arroz del señoret y el arroz con pollo y verduras: ¡un espectáculo! Perfectamente cocinados, como en todos los restaurantes St. James, y con un sabor extraordinario.



Terminamos la comida con un bocado dulce: tiramisú, milhojas de queso mascarpone y la deliciosa tarta fina de manzana con helado de vainilla.



No cabe duda de que St. James se ha convertido en un imprescindible para todos aquellos amantes del arroz en Madrid. Sea en el restaurante que sea, su calidad y servicio es siempre extraordinaria.

St. James

C/ Manuel Pombo Angulo 18
28050 Madrid
91 750 48 22
pombo@restaurantestjames.com


Espero que os hubiese gustado!! Y, si vais, no dudéis en compartir vuestra experiencia conmigo!

¡Un beso!

1 comentarios:

  1. Lo tengo al lado de mi casa, lo conozco hace años. Tienes toda la razón, un templo de los arroces.

    ResponderEliminar

 

@foodie_puntodenieve

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Translate